Skip to content Skip to navigation

Tu Currículum Vitae

Aunque no quiera hablar de él, porque estamos hartos de ver páginas web hablando del mismo tema, es imposible no hacerlo, puesto que es la base de la entrevista.

Un buen CV es nuestra presentación, la primera puerta abierta para que nos llamen, y por eso, es lo primero que debemos hacer bien.
 
ESTRUCTURA DEL CV
 
  • Datos personales: nombre y apellidos, dirección, edad, fecha y lugar de nacimiento, (aconsejable) DNI., teléfonos de contacto (siempre es mejor indicar más de uno para que te localicen más rápidamente), e-mail, carnet de conducir y si tienes vehículo propio (yo recomiendo que tanto esta última información como la disponibilidad de viajar se indique en los datos personales porque  es información que tiene que estar bien visible y es importarte para el entrevistador).
        Revisa bien que tus datos de contacto estén correctos (da "rabia" tener en tus manos un CV interesante y que al final no puedas localizarlo porque el teléfono está mal o no ha indicado un e-mail, etc)
 
  • Formación académica: si tenemos una licenciatura, no es necesario indicar nuestro colegio y donde realizamos nuestro bachillerato (esa información sobra). Si sólo tenemos Bachiller sí la podemos indicar.
     Debemos tener en cuenta que el CV tiene que ser muy concreto, poniendo, sólo, la información que realmente es relevante. Cuántas veces hemos oido que no se deben hacer CV de 10 hojas... los entrevistadores revisan cientos de CV todos los días y buscan información muy concreta, con lo que si indicamos mucho, y nada importante, nos pueden descartar por ello. Es bueno facilitar la labor al entrevistador: tendremos mas oportunidad de ser llamados. El currículum debe tener una extensión máxima de 3 hojas.
 
  • Formación complementaria: aquí indicaremos todos los cursos realizados (sólo aquellos que puedan ser considerados interesantes por tu formación académica u oferta de trabajo que solicites). Siempre, en primer lugar, la última fecha de formación (la más reciente).
  • Experiencia profesional: hay muchas formas diferentes de hacer esta parte, pero, la mejor (en la que le facilitamos la labor al seleccionador) es aquella en la que indicamos primero nuestro actual o último puesto de trabajo (orden cronológico inverso).
     Como decimos, la estructura de cada puesto de trabajo tiene que ser sencilla (que quien lo lea entienda lo que dices), bien ordenada y clara: indicar tiempo que hemos trabajado (por ej: Enero 2006-Diciembre 2010), puesto que hemos desempeñado (ej: Encargado de Almacén) y funciones realizadas (ej: gestión del almacén,, gestión y organización del personal, relación con proveedores, ...).
     No indiques el motivo por el que ya no perteneces a la empresa porque, en ocasiones, da lugar a mala interpretación. Es mejor que en la entrevista te lo pregunten y puedas dar tus explicaciones.
     Añade sólo aquellos puestos de trabajo que tengan relación con la oferta que vayas a solicitar.
 
  • Idiomas: Debemos especificar nivel hablado y escrito. Además es interesante transladar a este punto aquellos cursos o certificaciones oficiales que posees.
  • Informática: nivel y dominio de programas informáticos, internet, y similares.
  • Otros datos de interés: este punto engloba puntos muy diversos, pero a la vez importantes para el global  de tu CV (hobbies, premios recibidos por el trabajo, ponencias, ...). Al final, de lo que están hablando es de tu personalidad y tus competencias o habilidades (si eres activo, extrovertido o introvertido, con iniciativa, etc.)
 
LA FOTO
 
     ¿Debemos poner una fotografía en nuestro CV? Por norma general, debemos ponerla. La mayoría de las empresas la consideran necesaria por muchas cuestiones: ver la imagen del candidato, para recordar a quién hemos entrevistado, por cuestiones administrativas (una vez que el candidato se incorpora a la empresa), por formalismo, etc.
    Y aunque parece obvio, lo remarco (porque aparecen fotos de todo tipo): la fotografía que adjuntes tiene que ser tipo carnet (salvo si quieres acceder a una empresa de modelos o similar que seguro te la pedirán una de cuerpo entero). Nunca añadir una fotografía normal de vuestro album de fotos o adjuntar una de la orla, no es serio ni correcto.
 
     Recuerda que tu CV siempre debe ser presentado con una buena estructura, facil de leer, máximo 3 hojas, por una cara, originales (nunca envíes fotocopias, denota dejadez y falta de cuidado en los detalles), sin errores ortográficos (revisalo dos o tres veces antes de enviarlo) y procura que las hojas vayan grapadas (entre tanto CV que maneja el entrevistador se puede traspapelar... Es preferible que tu Cv pase inadvertido, en cuanto a colorido y formato, a que llame demasiado la atención.
 
     Por supuesto, siempre existen las excepciones en función del puesto solicitado.