Teletrabajo

 

Si algo busca la gente que se acerca al Teletrabajo, eso es trabajo, simple y llanamente, al menos, en un alto porcentaje que podríamos cuantificar en el 50 por ciento. Es cierto, que para un 20 por ciento de los restantes, es un cambio en su forma de vida, igual que para un 10 por ciento es una obligación impuesta, pero para el 20 por ciento que falta, el Teletrabajo es la diferencia entre trabajar o estar en paro.

 

Ver en la televisión a alguien que trabaja en casa, con total libertad de horarios, compaginando su vida familiar y laboral a la perfección, despierta cuanto menos, una sana envidia en mucha gente. No digamos, si además, se añaden tintes argumentales como unas cómodas pantuflas. Teóricamente, el Teletrabajo, debiera servir para que cualquier profesional pudiera desarrollar su labor, independientemente del lugar en que se encuentre.

Si hay un mito duradero en Internet, este es, sin duda, el Teletrabajo. Han pasado más de diez años desde que pusimos en marcha la primera lista de debate sobre el tema; curiosamente seguimos recibiendo las mismas consultas habitualmente.

Es lógico, para muchas personas que se acercan por primera vez a Internet esta puede ser una gran salida profesional, sin embargo, si es tu caso, te recomendamos que leas detenidamente las guías y artículos que te facilitamos. Es más fácil impedir un error que remediarlo.

Hasta hace unos meses, no pasaba un día sin que se generara alguna noticia relacionada con el Teletrabajo; congresos, debates, reportajes, documentales; parecía que iba a convertirse en la estrella de las nuevas tecnologías, el fenómeno sociológico por excelencia, y sin embargo, su importancia se ha diluido, su relevancia ha pasado a un segundo plano, aunque la curiosidad que despierta no decrece, sino todo lo contrario.

Nunca un concepto tan abstracto dio tanto juego. A la sombra del teletrabajo, nacen florecientes proyectos destinados a servir de cobijo laboral a un montón de gestores. ¿servirá esto para mejorar la implantación del teletrabajo?

Distribuir contenido