El entrevistador

Como ya hemos dicho, el entrevistador no es un dios, no lo sabe todo y no es, al contrario de lo que habitualmente suele pensarse, el que menos tiene que perder en todo el proceso. El entrevistador/seleccionador está sujeto a un perfil de candidato, y la responsabilidad sobre el desempeño de la persona elegida recaerá sobre él. Por lo tanto, el objetivo del entrevistador y el nuestro (si pensamos que somos la persona más adecuada para ese puesto) será el mismo: él tratará de descubrir en nosotros cuales de nuestras características se corresponden con las del perfil que debe (necesita) encontrar, y nosotros hacerle ver que somos la persona que busca.

Para promover este proceso de desmitificación del entrevistador, -lo que nos ayudará a encarar con más seguridad la entrevista- vamos a enumerar una seria de sesgos y errores que todos solemos cometer en nuestras apreciaciones de los demás, y en los que los entrevistadores tampoco están libres de caer (todo dependerá de su profesionalidad). Además, esto puede servirnos para conocer los posibles "puntos débiles" de nuestro entrevistador y sacar ventaja de ellos en la medida de lo posible.

  • Efecto Halo: consiste en valorar todo el conjunto en función de un único rasgo apreciado favorablemente. Por ejemplo: es inteligente y ya por eso valora positivamente todas las demás características.
  • Estereotipos y Generalizaciones: Aunque no nos demos cuenta todos tenemos una serie de valores culturales y personales que rigen nuestra conducta. Por ejemplo: por ser gitano debe ser...
  • Efecto Horn: Consiste en valorar todo el conjunto por un rasgo concreto que no gusta.
  • Efecto Proyección: Sobrevalorar a los candidatos o aspectos concretos de estos, por coincidir con la forma de pensar del seleccionador.
  • Efecto Contraste: comparar un candidato con el que acaba de salir.
  • Efecto Recencia: dar más valor a las últimas informaciones que se dan que a las primeras.
  • Efecto Greespon: dar más valor a las contestaciones donde el candidato ha usado más gestos o ha puesto mayor incapié.