Skip to content Skip to navigation

Crear una cuenta de correo

Aplicaciones de Google DriveMuchos de los servicios y aplicaciones que se pueden usar de forma gratuita y conectados dependen de la creación previa de una cuenta de correo, como es el caso de Gmail, así que vamos a empezar por este punto, incluyendo algunas de las particularidades de su servicio de correo, que gracias a su facilidad se ha convertido en uno de los más usados.

 

 

Crear la cuenta (salta este paso si ya tienes la cuenta)

Caja de login de GmailAccediendo a la dirección http://gmail.google.com podremos iniciar el proceso pulsando sobre el texto Crear una cuenta que nos llevará a una nueva pantalla sobre la que introducir los datos básicos.

Quizás lo más complicado sea encontrar una dirección disponible, y no solo porque hay muchos millones de usuarios y es difícil que tu nombre y apellidos estén disponibles, sino porque además, hay que cuidar la dirección si piensas usarla para contacto en temas de trabajo.

Actualmente cuando llega un currículum a la mesa de un reclutador, en función de la importancia del puesto se llega a investigar absolutamente toda su presencia en Internet, pero incluso para trabajos no cualificados hay que procurar dar una imagen sino seria, al menos formal. Las direcciones del tipo cielitolindo@hotmail.com están bien para el uso privado, pero no para el profesional, así que ahora que podemos elegir, lo mejor es buscar una combinación con nuestro nombre y apellidos. Si aun así ya existe, podemos probar las variantes que nos ofrece Google.

Una vez que hemos encontrado la dirección adecuada, del tipo nombre.apellido1.apellido2@gmail.com vamos a buscar una contraseña. Ya sé que parece complicado memorizar contraseñas complejas, pero existen muchas herramientas que permiten guardarlas, incluida la clásica libreta de papel que tenemos en casa, siempre en lugar seguro y apartada de las miradas. Mejor eso que usar la misma contraseña para todo, y desde luego, nuestra recomendación son contraseñas de al menos 12 dígitos, mezclando letras, números y caracteres especiales, del tipo @#{] ya que con eso complicamos mucho la vida a los intentos de acceso mediante fuerza bruta, que consisten en ir probando contraseñas hasta que encuentran la tuya. Por eso es importante no usar las conocidas secuencias de números, o tu nombre, o cualquier otra que te parezca fácil de recordar.

Como veremos en artículos posteriores, la seguridad no es solo una obsesión de frikis, sino una necesidad real para preservar nuestra propia intimidad. Recordad, que todo lo que está en Internet puede llegar a ser visto por alguien.

Siguiendo con el formulario nos encontraremos los campos para poner nuestra fecha de nacimiento, el sexo y el número de móvil. A pesar de que no somos muy partidarios de dar más datos de los necesarios, en el caso del móvil lo recomendamos, sobre todo porque nos permite recibir por mensajes de texto cualquier petición que se haga a nuestra cuenta, y mejorar mucho nuestra seguridad obligando a que para iniciar sesión haya que usar un código que recibimos por SMS. Este servicio es totalmente gratuito y nos aporta una capa de seguridad muy valiosa.

Sistema anti robotPor último nos queda demostrar a Google que quien hay al otro lado del teclado es una persona y no un robot generando miles de cuentas en automático con cualquier fin. Así que deberemos escribir el número que aparece en las dos imágenes. Si por cualquier causa, no consigues verlo bien, siempre puedes darle al botón de recargar la imagen y que hemos marcado en la foto.

Solo nos queda aceptar para crear nuestra cuenta, aunque puede que te aparezcan algunas pantallas para preguntarte si quieres poner tu foto y acceder a Google+. Como no me quiero salir del guión establecido, nosotros hoy solo vamos a hablar de correo, así que omite ese paso para entrar a la pantalla del correo.

Lo primero que vas a encontrar es una pantalla como la que ves aquí, en la que se distinguen varias zonas, aunque las fundamentales son los menús de la izquierda y los mensajes de la derecha.

Hemos incluído en la imagen la pantalla de ayuda de la visita guiada que puedes recuperar en cualquier momento en que tengas alguna duda, desde la rueda dentada que tienes en la parte superior derecha de la pantalla, que además sirve para cambiar la configuración de la cuenta.

Como ocurre en el mundo físico, la organización es fundamental, y lo que hoy nos parece fácil de manejar, a la vuelta de un año puede ser imposible. Todos los mensajes en la bandeja de entrada y sin etiquetar pueden ser una locura, por más que el buscador es magnífico y nos permite localizar un mensaje entre millones por cualquier palabra que contenga, o las direcciones de correo. El propio Google se ha dado cuenta de la necesidad de las pestañas para organizar y ha dividido la bandeja de entrada, ya véis las pestañas superiores que indican social y promociones. Ahí aparecerán normalmente los mensajes de redes sociales y las promociones comoerciales que te envíen.

De todas formas es muy sano acostumbrarse a etiquetar los mensajes que vamos a guardar, y de esa forma en cualquier momento podemos localizarlos. En el menú de la izquierda, pulsando sobre más, aparece "Administrar etiquetas", si pulsas te mostrará una página llena de palabras con la opción de mostrar u ocultar, y además puedes crear las tuyas propias. Por ejemplo te puede interesar crear una etiqueta "Familia", de forma que puedas ver todos los correos familiares en una pantalla separada. Si estás enviando currículum para empresas, puedes crearte otra etiqueta para eso, con lo que te resultará muy rápido localizar los mensajes relacionados con el tema. 

Menú de aplicaciones de GoogleYa tienes una cuenta de correo con la que comunicarte y con la que verás pronto que podremos hacer muchas más cosas, como puedes comprobar en el en el botón de cuadritos, donde aparecen algunas de las aplicaciones y utilidades que iremos aprendiendo a manejar.

Nuestro primer objetivo era crear la cuenta de correo, pero si dedicas un rato a curiosear los menús verás muchas opciones interesantes y que serán objeto de posteriores artículos, ya que el uso correcto del correo puede ayudarnos mucho, tanto en nuestra vida personal como diaria, por ejemplo, haciendo uso de la sección de contactos de Gmail podrás tener organizados y controlados todos tus contactos. Cuando veamos este apartado aprenderemos también a usarlos desde cualquier móvil con conexión a Internet, con lo que nos ahorramos los engorrosos procesos de actualización y traslado de contactos, ya que cuando compras un móvil nuevo, solo tienes que conectarlo con tu cuenta de Gmail para disponer inmediatamente de todos tus contactos.

Y no me olvido tampoco del apartado de tareas, ya que bien usado y en conjunción con el calendario nos puede permitir tener una buen control de todo lo que tenemos que hacer.

Esto es solo el principio, ahora os toca a vosotros. Si echáis en falta algo, o pensáis que hemos pasado por alto algún tema importante, usad la ventana de comentarios que tenéis bajo el artículo.